Desmontando mitos de los Pañales de Tela

person Publicado por: Mama Entretelas list En: General En:

En este artículo vamos a desmontar algunos de los mitos que rodean el uso de los pañales de tela en base a un artículo que navegando por internet encontré en un blog de gran repercusión.

Mi intención no es dar el nombre del/la autor/a que lo escribió; si no proceder a desmontar todas las verdades a medias que en su blog esgrime como verdades universales y creedme que no lo son.

Es cierto que es posible que su experiencia con los pañales de tela no haya sido todo lo buena que esperaba por diversos motivos, porque no estuviese bien asesorada o bien porque no siguiese los consejos que le dieron.

Lo que está claro es que no se puede usar su experiencia (buena o mala) para expresarla en un blog como verdades universales e inamovibles.

Empieza asegurando que empezó escribiendo entradas en las que hablaba maravilla de los pañales de tela..., ¿siguiendo qué criterio? ¿Imaginación, comercial, tema de moda? Desconozco cuál es, pero seguro que basado en su experiencia no.

Ahora vamos a empezar  a rebatir punto por punto sus medias verdades que pueden confundir a mucha gente, generando recelo que impida iniciarse en este maravilloso mundo de los pañales de tela.

1. Los pañales de tela no absorben mucho. Los absorbentes más efectivos no pasan de tres horas, y tienen fugas.

¿De verdad creéis eso? Los pañales nocturnos aguantan perfectamente la noche entera, manteniendo a nuestro pequeño seco y sin fugas.

Maticemos esta verdad a medias:

  1. No se puede considerar un absorbente para un pañal de tela, cualquier trapo o trozo de tela que se pueda introducir a modo de relleno en nuestros pañales. Esto es algo lógico, los fabricantes están constantemente innovando en los tejidos con los que los fabrican dichos absorbentes, para que abulten menos y absorban más.
  2. Sobradamente conocida es la capacidad de absorción del bambú, material por que apuestan muchos fabricantes; así cómo otras composiciones basadas en distintos tipos de algodones y polar para conseguir el deseado efecto siempre seco.
  3. Un pañal de tela bien colocado retiene el pipí y la caca de nuestro pequeño de la misma manera que un desechable, siendo mucho más respetuoso con su piel y el medio ambiente.
  4. Los tejidos impermeables y transpirables con los que se fabrican los cobertores, siguiendo las instrucciones de lavado y mantenimiento de los mismos no presentan fugas de ningún tipo.

2. No son transpirables, la humedad se queda en la zona y provoca rozaduras y escozores.

Definitivamente esta afirmación no se sostiene de ninguna de las maneras. Ésto es el PUL

El PUL, como puedes ver en el enlace anterior por definición es transpirable, así que poco más que añadir al respecto.

También existen cobertores para los pañales de tela fabricados en otros materiales, como puede ser la lana, que también destacan por su transpirabilidad, aunque dependiendo del modelo hay que realizar tratamientos de lanolina. Aquí puedes ver qué es.

También hay estudios que demuestran una menor temperatura en los genitales en los bebés que utilizan pañales de tela, aunque esto será tema de otra entrada de este blog.

3. No mantienen el culito seco.

Este tema es muy complejo de abordar, y os pido que no hagáis una interpretación sesgada y partidista de lo que escribo.

Vaya por delante que la piel tiene que estar hidratada. Que el pipi, permanece en el pañal (sea de tela o no) es una obviedad.

Lo importante es cómo permanece el pipí en el mismo.

En el caso de los pañales de tela, el pipí se absorbe de manera natural por el absorbente, sin reacciones químicas.

En el caso de un pañal desechable, el pipí pasa de estado líquido a sólido debido a una reacción química exotérmica (que desprende calor) provocando un incremento de la temperatura en los genitales que se mantiene en el tiempo debido a que el pañal no es transpirable. El reactivo que tiene el pañal desechable es tan sensible, que incluso llega a atrapar la humedad de la piel, disminuyendo la hidratación y siendo más fácil que aparezcan las rozaduras.

Se puede comprobar que hay reacción química de una manera muy sencilla y seguro que sin querer lo has comprobado, el olor.

Con el paso del tiempo el pañal desechable empieza a oler aunque nuestro pequeño no haya hecho pis. En un pañal de tela, el pis huele a pis, y si no hay pis, no hay olor.

4. Excesivo gasto de luz y agua.

¿En serio? Esta es la más cutre y poco sostenible de las excusas que se pueden esgrimir para no recomendar el uso de los pañales de tela. 

A lo largo de la vida pañalera de un bebé el gasto extra generado por poner lavadoras asciende a 70€ en los dos años y medio aproximadamente. Ese gasto lo desgloso en este post; en el apartado "Economía".

5. No se puede lavar con otra ropa.

Este mito es tan falso como el anterior. Las rutinas de lavado de los pañales de tela no son para nada agresivas, y el detergente es muy respetuoso con los tejidos, así que no hay problema ninguno en mezclar los pañales de tela con otro tipo de ropa.

6. Huelen fatal.

Esto viene propiciado por una mala rutina lavado, no por el pañal de tela. Si seguimos las instrucciones que os facilitamos seguro que no tendréis ese tipo de problema.

7. Dan mucho trabajo.

Esto lo dejo a vuestro criterio. Se presentan dos escenarios:

  • Si utilizamos pañales de tela lo que tenemos que hacer es poner la lavadora (o programarla) sin salir de casa, tenderla cuando termine y recogerla cuando esté seca. 
  • Si utilizamos pañales desechables no existe una rutina tan concisa, todo es mucho amplio y depende de más factores, cuando salimos a comprar comparamos precios, buscamos ofertas, tenemos en casa un stock, siempre hay algún pañal que se te queda pequeño y acabas regalando, es un aumento considerable en la cantidad de basura que se genera en la unidad familiar...

La mayor diferencia es que los pañales de tela dan tareas que requieren menos tiempo (poner lavadora) o se pueden hacer viendo la tele, jugando, charlando con nuestra pareja o incluso nuestro pequeño puede participar en ellas (montaje de pañales); mientras que el uso de pañales desechables, las tareas se suelen hacer fuera de casa (fundamentalmente compra y comparar precio).

8. Son incómodos para salir. Todo el día con la bolsa llena de caca.

Nuevamente una verdad a medias. Cuando sales te llevas una bolsa con pañales preparados, su cambiador, sus toallitas... igual que con los desechables!! Siempre salimos con nuestro bolso del bebé!

La caca se queda en los forros desechables, así que se puede tirar en cualquier papelera.

Además, con estas monadas de bolsas de transporte para nuestros pañales de tela, puedes usar una parte para los limpios y otra para los sucios sin preocuparte de manchas ni olores.

En resumen, lo que saco de todo esto es la importancia de una buena asesora, damos por hecho que son fáciles de usar, pero siempre es bueno contar con la experiencia y los conocimientos de alguien para que nos aclaren las dudas y evitar problemas que nos pueda ver el uso de los pañales de tela como algo antihigiénico, difícil y costoso.

Anímate y comparte con todas nosotras tu experiencia con los pañales de tela para que, de este modo podamos enriquecernos con nuestra experiencia.

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña